Las propiedades del romero

¿Qué es el romero?
El romero es una planta perenne que pertenece a la familia Labiatae (Labiatae). Este arbusto puede alcanzar un metro y medio de altura. Tiene muchas hojas finas y flores que pueden ser azuladas, blanquecinas o rosáceas.
Tiene un sabor fuerte con aromas de alcanfor, pino, nuez moscada y lavanda. En el ámbito gastronómico suele combinar bien con otras plantas aromáticas como el tomillo o el laurel. Es un condimento que realza el sabor de los alimentos, por eso se utiliza en guisos tradicionales de carnes, pescados bajos en grasa y algunas verduras, también en adobos o en la preparación de encurtidos. Los principios activos se concentran en las hojas y, a veces, en las copas floridas (flores).

Esta planta fue utilizada como planta mágica para combatir la brujería, el mal de ojo o quitar la envidia, así como para depurar el medio ambiente de enfermedades como la Peste Negra. También se usó en bodas en la antigua Roma y Grecia para simbolizar el amor y la felicidad de la pareja, considerándola una hierba sagrada.

Propiedades farmacologicas
La principal actividad del romero está íntimamente ligada al aparato digestivo para estimular y favorecer las secreciones y la producción de jugos gastrointestinales. También sorprende en otros efectos no tan vinculados. Aquí los destacamos:

Efecto carminativo: favorece la reducción de la generación de gases en el tracto digestivo y por tanto reduce las flatulencias y los cólicos.
Facilita la expulsión de la bilis retenida en la vesícula biliar.
Efecto diurético como cola de caballo, antiinflamatorio, antiulcerogénico y antioxidante.
Efecto antibacteriano, antiséptico, fungicida y balsámico.
El efecto rubefaciente y cicatrizante aumenta el flujo sanguíneo en la zona localizada, aliviando el dolor de los trastornos musculoesqueléticos.

Además, el romero está especialmente indicado en los siguientes casos:

Dispepsia y síntomas asociados: aerofagia, sensación de plenitud gástrica, flatulencia, espasmos abdominales.
Anorexia.
Afecciones musculoesqueléticas dolorosas: artritis y artralgia.
Trastornos biliares: dispepsia biliar, cálculos biliares o colelitiasis.
Dismenorrea
Dolores de cabeza
Condiciones orofaríngeas: faringitis y estomatitis.
Condiciones dérmicas: dermatitis o lesiones cutáneas.

¿Cómo usarlo?
El romero se puede administrar de forma interna o externa. La fracción que se utiliza son las copas floridas y las hojas, con ellas se pueden realizar diferentes remedios para ayudar o paliar diversos problemas. También en el mercado se pueden encontrar presentaciones ya formuladas y destinadas a un tratamiento específico.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *